El menú social no está establecido. Tienes que crear el menú y asignarlo al menú social en los ajustes de menús.

02/12/2021

Resistiendo Tv

Periódico militantes de Resistiendo con Aguante

“Han salvado sus vidas”

Ha cruzado la última puerta que los separaba, lo ha abrazado, lo ha tocado en varias ocasiones, como si el momento fuera soñado, sin poder creerse que ya estaban juntos. Es el abrazo de una madre y de una familia que le ha tocado vivir el infierno de salir de su país, Afganistán, sorteando la suerte de no encontrarse de frente con los talibanes. Por fin, después de un largo recorrido, ya están juntos en Sevilla.

La familia de Sliman Shan Mohammadzai, el joven vecino de Sevilla que trabajó en su país, como intérprete para el Ejército español, y lleva en España desde 2013, se encuentra desde esta noche acogida en un centro de refugiados en la capital andaluza, dónde ha llegado pasadas las diez de la noche.

“Están muy contentos, gracias a todos, al Gobierno, han salvado la vida de mi familia”, ha dicho Sliman visiblemente emocionado tras el encuentro. “Mi padre dice que está soñando, que no cree que estemos aquí”, traducía al ritmo que sus padres les hablaba.

ESTE FUE EL PEDIDO DEL TRADUCTOR QUE TERMINO CONSIGUIENDO

Sliman Shan Mohammadzai, un joven de 30 años vecino de Sevilla que trabajó en su país, Afganistán, como intérprete para el Ejército español, ha pedido ayuda al Gobierno para evacuar a su familia de Kabul, ya que está amenazada de muerte por los talibanes por colaborar con las fuerzas aliadas durante seis años.

El joven, cuyo nombre en los documentos oficiales del Ejército fue adaptado como Shuliman Shah Karwan, ha explicado a Efe que trabajó como traductor del Ejército entre los años 2007 y 2013, debido a la facilidad que siempre tuvo para los idiomas, y se comunicaba en inglés tanto con los españoles como con los de distintos países.

De esta forma estuvo trabando hasta 2013, “cuando los talibanes le amenazaron de muerte y las fuerzas aliadas comenzaron a irse, así que se tuve que venir a España”, donde estuvo acogido inicialmente en un centro de refugiados en Sevilla y desde donde buscó trabajo para afincarse en la capital andaluza.