El menú social no está establecido. Tienes que crear el menú y asignarlo al menú social en los ajustes de menús.

18/10/2021

Resistiendo Tv

Periódico militantes de Resistiendo con Aguante

LA GUERRA DEL LITIO, CADA VEZ MÁS CERCA DE LA ARGENTINA

LA GUERRA DEL LITIO, CADA VEZ MÁS CERCA DE LA ARGENTINA

 

La creciente demanda del litio como componente esencial para las baterías de alta prestación, hace que las reservas detectadas en nuestro país lo ubiquen en la cabeza del ranking a nivel mundial.

En la Argentina, los principales yacimientos ubicados en salares están en Salta, Jujuy y Catamarca. También se encuentra en San Luis.

 

 

La constitución nacional de 1949, estableció que 

“los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleo, de carbón y de gas, y las demás fuentes naturales de energía, con excepción de los vegetales, son propiedad imprescriptibles e inalienables de la Nación, con la correspondiente participación en su producto que se convendrá con las provincias”.

El «Pacto de Olivos» rompió ese principio en medio de una gravísima crisis institucional. Como consecuencia del pacto, su hija, la reforma constitucional de 1994, estableció en su artículo 124, que

«Corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio».

El concepto de dominio originario de los recursos naturales es fuente de conflictos, debido a interpretaciones confusas, y por qué no, malintencionadas.

En la práctica, puede conllevar a convertir nuestro sistema federal de gobierno en un sistema feudal, donde los gobiernos provinciales se apropien indebidamente de un recurso que es de todos los argentinos.

La primera explotación luego de la reforma del texto constitucional dio inicio en Catamarca en 1998, en el Salar del Hombre Muerto. La provincia extendió la concesión a la empresa norteamericana Frontera Mining Corporation (FMC).

La segunda corresponde a la firma Sales de Jujuy, que inició su producción en 2015. Sales de Jujuy tiene entre sus mayores accionistas a la empresa australiana Orocobre y a la japonesa Toyota. También el estado provincial, a través de JEMSE, que cuenta con un 8,5% de la masa accionaria.

El principal producto es el carbonato de litio, pero también incluye la producción de potasio.

El sistema de producción requiere grandes cantidades de agua. La huella hídrica total de la extracción del litio (es decir la cantidad de agua necesaria para la producción) es enorme.

“La situación actual nos parece una paradoja, ya que el litio se está presentando como uno de los elementos claves que pueden contribuir a limitar los efectos del calentamiento global, mediante su uso en electromovilidad.

Sin embargo, su producción podría dañar severamente el ecosistema de los salares en los países productores.

Es decir, el aporte de litio a la reducción de la huella de carbono, en el contexto actual, está generando una huella hídrica importante”. (Dr. Humberto Estay, investigador del AMTC).

Fuente: https://www.electromov.cl/2019/10/03/de-que-se-trata-la-huella-sostenible-del-litio/

 

 

Cuando Gerardo Morales asumió la gobernación de Jujuy, se comprometió a promulgar por decreto la adhesión al protocolo biocultural comunitario para resolución de conflictos con las empresas mineras. El estado jujeño no sólo incumplió su promesa, sino que tampoco garantizó los derechos de los pobladores. Avanzó con procesos licitatorios a través de Jujuy Empresa Minera Sociedad del Estado (JEMSE). Y las empresas mineras incursionaron sin tropiezos en los territorios ancestrales de los pueblos originarios.

En el caso de Salta, la empresa South American Salars, con capitales canadienses, explota el complejo Caucharí Olaroz. Cabe destacar que a partir de 2017 su vicepresidente es un ciudadano británico, Callum Leith Brown Grant.

***

Las primeras inquietudes legislativas por declarar al litio como mineral estratégico se remontan una década atrás a nuestros días, en 2011.

Un proyecto de ley, presentado en abril de 2014 por los diputados Heller y Junio, y que tomó estado parlamentario, proponía tres objetivos.

  1. Declarar las reservas de litio como recurso natural de carácter estratégico.
  2. Fundar la empresa Yacimientos Estratégicos de Litio Sociedad del Estado (YEL)
  3. Crear una comisión Nacional de Explotación del Litio (CNEL)

Este proyecto de ley quedó trunco para su tratamiento con la llegada al poder de un gobierno de signo político opuesto.

Con la llegada de aire fresco a fines de 2019, bueno sería tener en cuenta el esfuerzo investigativo de los diputados del Partido Solidario. En 2020, el diputado Godoy renovó los esfuerzos presentando otro proyecto de ley.

El discurso de Apertura de Sesiones Ordinarias pronunciado a principios de marzo ante la Asamblea Legislativa dejó mucho para cortar. Uno de sus párrafos que quedó olvidado en la vorágine por la reforma judicial, hace referencia a la producción de litio: 

«El mundo avanza hacia vehículos eléctricos con baterías de litio o el uso del hidrógeno verde. Argentina debe ingresar paulatinamente en este sendero. Implementaremos incentivos tanto en la incorporación de movilidad sustentable como de la producción en el país de ese tipo de vehículos y su cadena de valor, que comienza en el litio”.

Dos días después, en la Residencia de Olivos, el presidente recibió al director general de Jiankang Automobile Co., productora de vehículos eléctricos, y parte del Gotion High Tech Group., «cuya actividad principal es la fabricación de baterías ion-litio para electromovilidad», destacaron desde Presidencia.

La propuesta china es integradora, ya que no sólo se abocará a la minería del litio sino también a la fabricación de baterías y de omnibus electropropulsados, de acuerdo al memorando de entendimiento con el gobierno argentino, firmado el 24 de enero.

***

Los actuales incendios forestales en lugares codiciados por las multinacionales mineras en nuestra patagonia, hacen pensar en las «patotas» de las empresas de gestión de riesgo.

Recordemos que Butch Casidy posiblemente haya venido a la Patagonia para servir de matón a los estancieros ovejeros, y «mantener tranquilos» a los pobladores cuando quisieran protestar.

Quizá estén quemando bosques en el sur, para alejar a los vecinos que se oponen a la megaminería del oro. Dilapidan el agua en regiones semidesérticas, dejando a los pueblos originarios al borde de la deshidratación.  Desalojan campesinos en el norte y desmontan bosques centenarios para abrir camino al monoultivo y a la ganadería.

Disponer de un territorio rico en materias primas sin capacidad de defenderse del apetito depredador de empresas y gobiernos extranjeros, casi es una maldición.

Argentina, quizá el país con mayores reservas de litio en el mundo, está acorralada entre intereses británicos y chinos.

Sólo la diplomacia y el manejo de las oportunidades pueden ponernos a salvo. Aquí prima el pragmatismo, sin dejar de lado los principios.